Receta de Flan de café

El flan de café es un postre muy sencillo de preparar, con un aroma irresistible para los fanáticos de esta popular bebida aromática. El flan, como originalmente lo llamaron en España y Francia, se preparaba con una mezcla de huevos, azúcar, leche y vainilla. Se presentaba ante los comensales invertido y cubierto con caramelo. Este postre fue adoptado en América, convirtiéndose en uno de los más populares. Hoy en día, se le da un gusto diferente añadiendo distintos ingredientes como frutas, chocolate, licores, frutos secos y más.

Para conseguir una textura adecuada del flan, lo ideal es que el horno no tenga mucha temperatura. Cuanto mayor sea la temperatura, más agujeros internos (también llamados ‘ojos’), tendrá el flan. Lo ideal es hacerlo a fuego lento, en torno a 120ºC.

Ingredientes:

  • 1 lata de leche condensada
  • 1 lata de leche (la misma medida de la leche condensada)
  • ¼ taza de azúcar
  • 6 huevos
  • 2 cucharadas de brandy
  • 2 cucharadas de café en polvo instantáneo
  • 1 cucharada de vainilla

Para el caramelo:

  • ½ taza de azúcar
  • 2 cucharaditas de agua

Cómo hacer flan de café:

  1. Precalentar el horno a 120º..
  2. Utilizar una cacerola resistente al fuego.
  3. En la cacerola, poner la media taza de azúcar y las dos cucharaditas de agua para hacer el caramelo. Dejar hervir hasta que se diluya bien el azúcar y tome un color ámbar, sin dejar que oscurezca en exceso.
  4. Retirar del fuego y esparcir el caramelo en el molde hasta cubrirlo todo. Dejar enfriar.
  5. En un vaso de licuadora, batir los huevos uno a uno sin parar.
  6. Añadir la leche condensada. Desocupada la lata, agregar leche en la misma, para considerar la misma medida de la leche condensada. Seguir batiendo.
  7. Agregar el cuarto de taza de azúcar. Añadir las dos cucharadas de brandy, las dos cucharadas de café instantáneo en polvo y la cucharada de vainilla. Seguir batiendo por 2 minutos hasta mezclar bien todos los ingredientes.
  8. Verter la mezcla en el molde con el caramelo.
  9. Colocar el molde en otro recipiente. Agregar agua al recipiente inferior, aproximadamente tres centímetros de profundidad, para que se cocine el flan en baño de maría.
  10. Hornear durante 60 minutos. Retirar del horno. Dejar reposar y refrigerar por unas tres o cuatro horas. También puede refrigerarse una noche antes de su consumo.
  11. Servir frío.

Disfruta con este flan de café, sirviéndolo como postre después de una comida en horas del almuerzo o de la cena. Acompáñalo con una taza de café y convierte tu sobremesa  en un momento especial con un delicioso aroma.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *